Ahora es el momento

 

Instituto de Medios Sociales. Llega septiembre y con él la vuelta al cole. Es el tiempo de las asignaturas pendientes y, sin duda, para muchas PYMES y autónomos su gran asignatura pendiente es el hueso ese que no son capaces de sacar y que -más que con su esqueleto- tiene que ver con su envoltorio. Con su envoltorio digital.

A día de hoy nadie se cuestiona que gestionar la comunicación es tan importante como gestionar los asuntos financieros o administrativos. Sin embargo, que nadie se lo cuestione no significa que todos lo hagan. La comunicación sigue siendo como esa alacena que tanto nos cuesta abrir, mientras que ella continúa impasible cogiendo moho y que ya limpiaremos cando faga aire. En el trato directo con comerciantes o empresarios es habitual escuchar frases del tipo “sé que lo tengo que hacer, pero a ver cuándo” o “sé que es importante, pero todavía no he podido”. No me convences; ahora es el momento. Invertir en comunicación es invertir en todas las áreas de la empresa, pues su rentabilidad es directa en todas ellas porque posibilita colocar en el mercado un producto que sin comunicar solo cogerá polvo y más polvo en unas estanterías cada vez más invisibles.

Las redes sociales, por ejemplo, están al alcance de todos. No requieren grandes desembolsos económicos ni un máster en Comunicación, aunque sí formación especializada para no llenar nuestro escaparate de trapos sucios y bodrios caducados. Las redes sociales te permiten enseñarle tu producto al mundo. No te asustes. Quizás el mundo sea demasiado grande o demasiado inalcanzable, pero tú puedes elegir con quién quieres mantener un rico diálogo e ir sacando tus cositas de detrás del mostrador en función de lo que tus clientes busquen. Insinúate, pero también enseña. Diles por qué eres bueno y cómo les puedes aportar valor. Deja que ellos te pregunten y responde con rigor. Tú no puedes decidir por ellos, pero ellos podrán escogerte por tus decisiones. No tienes que justificarte diciéndome que lo sientes. Ni yo ni nadie tenemos que perdonarte, el perdón es solo una palabra, lo que importan son tus actos y las consecuencias que de ellos se derivan. Ahora puede ser el mejor momento.

José Sixto García.