Mi móvil es un anuncio

Instituto de Medios Sociales. Que las redes sociales son uno de los escenarios comunicativos más relevantes y más influyentes ya nadie lo discute. Su elevado número de usuarios y las características propias de su naturaleza 2.0 las convierten en una herramienta excelente para promocionar artículos y para desarrollar un trabajo de marca que difícilmente se entendería en el panorama mediático actual sin esa presencia en redes.

La socialización del contenido y la movilidad son las ondas vitales que definen las estrategias de marketing actuales. Por ello, la integración del marketing móvil en redes sociales es una combinación magnífica que responde a las necesidades y a los hábitos de consumo de los usuarios. En España el ascenso de penetración de smartphones es de un 70% y el de tablets de un 30%, mientras que el número de usuarios activos de apps alcanza los 23 millones. El mercado móvil español está siendo cada vez más maduro; prueba de ello es que lo que más prima no es tanto el volumen de descargas, sino la perdurabilidad y el tiempo de uso por parte de los usuarios. Más que nunca, ahora es sumamente importante combinar el mobile marketing con el marketing en redes sociales para abrir un estupendo canal de captación y fidelización de clientes. El desarrollo de una campaña para móvil te exigirá exactamente los mismos pasos que cualquier otra campaña de marketing, porque lo único que varía es el dispositivo. Lo primero siempre es definir qué pretendes conseguir y cómo, para, finalmente, poder evaluar qué has conseguido y cómo lo has conseguido. Estudia tu público, establece y fija los objetivos  y,  por último, define tu modelo de negocio. No hay más secretos.

Con todo, una vez que hayas conseguido un hueco en el entorno móvil del consumidor, la permanencia solo se garantizará si la marca continúa satisfaciendo las necesidades emocionales. Sí, lees bien; cada vez es más importante atender la emoción y no solo la razón. Para ello, trabaja con las experiencias (a los consumidores les encantan las experiencias enriquecedoras y de entretenimiento que capten su atención), la independencia, la conveniencia, la relevancia y la transparencia. Los clientes necesitan reafirmar su compra y convencerse de que su decisión ha sido la más acertada. Es lo único que les hará repetir.

José Sixto García.