Mamá, quiero ser digital

Instituto de Medios Sociales. En la red existen tres tipos de usuarios en función de la actitud que demuestran hacia los demás: los pasivos -son los que buscan, consultan y leen los contenidos-, los activos  -los que interactúan a nivel de contenidos- y los colaborativos –los que generan contenido y a la vez se relacionan con otras personas-. En consecuencia, lo primero que debemos plantearnos es qué tipo de usuario queremos ser en Internet sin olvidarnos de que, aunque apuestes por una participación pasiva (no subiendo ni facilitando datos sobre tu identidad personal), lo más probable es que te resulte prácticamente imposible no figurar en la red. Al registrarnos en una comunidad social solemos autorizar sin enterarnos a que los motores de búsqueda presenten nuestro perfil en las búsquedas; si participas en algún tipo de convocatoria pública generalmente los datos de los candidatos aspirantes acaban trasladados a Internet. Podríamos poner varios ejemplos, pero la esencia sería la misma: la participación en Internet puede limitarse, pero resulta casi imposible borrar las presencias.

Pero saber lo que dicen de nosotros (lo que dicen los demás porque la red no habla ni se genera sola) también es más fácil y accesible que nunca, ya que son muchos los mecanismos que nos permiten investigar sobre nuestra reputación online. Hay quien denomina esta práctica egosurfing (buscar en la red, en bases de datos, medios escritos u en otros documentos menciones del propio nombre), pero, terminologías aparte, lo cierto es que a la hora de evaluar nuestra reputación digital debemos tener en cuenta que, por lo general, las afirmaciones que se hayan hecho en el pasado continúan disponibles (las páginas web no desparecen salvo que alguien las elimine) y que no tenemos el monopolio de nuestra información personal. La red está hablando de nosotros aunque no queramos o no lo sepamos. Ahora todos somos mediáticos y estamos expuestos en mayor o menor medida al escrutinio de la gente. Por eso, se debe gestionar la visibilidad antes de que otros la gestionen por nosotros y la manipulen a su antojo.

José Sixto García