¿Quieres ser un líder?

Instituto de Medios Sociales. Si una cosa hay que las empresas no pueden controlar, esa es la competencia. La competencia no está en nuestras manos, pensarlo sería utópico, pero sí la actitud que desarrollamos ante ella. Lo mismo nos ocurre a las personas cuando explotamos nuestra marca personal y, en este sentido, es fundamental definir qué comportamiento estratégico queremos tener con respecto a los demás. Recuerda que eres el mejor mecánico del mundo, ¿pero eres el único? 

Posiciónate como líder. Hacerlo responde a técnicas definidas y a una serie de valores con los que se nace, pero que también se hacen. Nadie es líder porque sí, así que no tienes por qué no serlo. El líder goza de una posición imperiosa que es reconocida por la competencia y llega a poseer privilegios que a los demás no se les consentirían.

En un equipo deportivo, en una compañía de teatro, en una empresa o donde se te pueda ocurrir, siempre hay un líder que lleva la voz cantante dentro del grupo porque, además, desarrolla capacidad de influencia sobre el resto. Su opinión es siempre la más valorada, aunque pueda ser discordante con la del jefe. Sí, lees bien. Jefe y líder no son necesariamente la misma persona; el liderazgo no tiene nada que ver con la posición ocupada en la jerarquía empresarial.

A los demás el líder les inspira confianza y les encanta sentirse guiados por él. No trabajan para su jefe, trabajan para su propio desarrollo personal y para lograr los objetivos comunes. Pero el líder, además, tiene una visión a largo plazo y, por muy ambiciosos que sean los propósitos que se marque, siempre consigue mantener un equipo ilusionado en su consecución. Y es que otro de los atributos esenciales del líder es su poder de intuición, ese sexto sentido que le hace aventurarse al futuro y predecir situaciones mucho antes de que la competencia las vislumbre. El líder encarna para un ejemplo de dedicación y de bravura, de modo que una persona que poseyese una gran visión de futuro pero que careciese de capacidad de ejecución podría ser un gran estratega, pero nunca un líder.

Si tú también quieres saber cómo convertirte en líder o cómo proporcionar a tu equipo o  a la gestión de tu marca personal técnicas de liderazgo, te recomiendo un curso de Coaching que se va a celebrar en octubre en la Cidade da Cultura de Galicia, en Santiago. Se tratarán este y otros temas que mejorarán tu vida personal y profesional.

José Sixto García.